<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7050621\x26blogName\x3dLuz!+C%C3%A1mara!...SPLAT!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://rorrofilms.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://rorrofilms.blogspot.com/\x26vt\x3d-1369563629618031958', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

12 angry men - 1997


Título en español: ??????
Escrita por Reginald Rose
Dirigida por William Friedkin
Protagonizada por #1 Courtney B. Vance, #2 Ossie Davis, #3 George C. Scott, #4 Armin Mueller-Stahl, #5 Dorian Harewood, #6 James Gandolfini, #7 Tony Danza, #8 Jack Lemmon, #9 Hume Cronyn, #10 Mykelti Williamson, #11 Edward James Olmos y #12 William L. Petersen; y Mary McDonnell
Duración: 117 minutos

Este film quizás no debería estar incluido entre las críticas de este site, por haber sido hecho para TV y no para el cine, pero debido a que es un remake de un clásico de la pantalla grande y a la talla del elenco que se reunió, considero que vale la pena hacerle una mención para darlo a conocer un poco más.

Como expliqué en el párrafo anterior, esta película ha sido hecha dos veces. La primera vez en 1957 dirigida por Sidney Lumet y protagonizada por Lee J. Cobb y Henry Fonda (y merecedora de tres nominaciones al Oscar incluyendo Mejor Película) y esta versión hecha para TBS en 1997.

El film se centra sobre un juicio a un joven latino que es acusado de haber asesinado a su padre, quien abusaba de el continuamente. El jurado, compuesto por 12 hombres, es enviado a deliberar sobre el veredicto en este caso, que al parecer se obtendrá rápidamente ya que las evidencias en contra del joven aparentan ser válidas.

Una vez dentro de la habitación de reunión las cosas comienzan a complicarse y lo que parecía ser una decisión rápida se convierte en una prolongada discusión entre los diferentes personajes. Todo comienza cuando el jurado #8 (Lemmon) comenta que a su modo de ver las cosas, el chico es inocente.

A partir de allí se desata una serie de discusiones y argumentos entre los jurados, de la que podemos ver las diferentes mentalidades de cada uno de ellos y cómo sus propias personalidades afectan sus criterios y sus formas de entender las evidencias. Cada uno tiene su propia razón para creerlo culpable, la mayoría de ellas por cuestiones de racismo o estereotipos. Otras razones incluyen las experiencias de los jurados con otros jóvenes, el pedazo de la comunidad del que vienen o razones netamente personales.

Pero la razón por la cual hay que ver esta película no reside en la historia que narra y que más bien se deja en un segundo plano. El guión no es más que una excusa para presentar un estudio de cómo 12 personas diferentes reaccionarán de 12 maneras distintas ante una misma situación a causa de sus propias personalidades y sus equipajes emocionales. Y para poder lograr esto es necesario contar con un excelente grupo de actores para representar a cada uno de los jurados. Esto es algo que este film tiene de sobra (al igual que el original).

Si bien la mayor parte de la trama es dirigida por el jurado #8, los momentos más interesantes vienen de manos de su antagonista, el jurado #3 interpretado por George C. Scott y quien se convierte en una especie de 'villano de la obra'. Es el quien defiende con mayor fuerza inculpar al chico, no porque sea culpable, sino porque al parecer, le recuerda a su propio distanciado hijo. Luego de comenzar de manera arrogante y agresiva, va perdiendo fuerzas con cada jurado que cambia de opinión, hasta que al final se da cuenta de la verdadera razón de su comportamiento y termina resquebrajándose ante la verdad. Scott hace lo que quiere con este papel y da una de las mejores interpretaciones de su ilustre carrera - lo que es más sorporendente si se considera que en ese momento contaba con 70 años y estaba a menos de dos años de su fallecimiento. Igualmente digno de aplauso es Lemmon, quien también realiza una magistral interpretación como la 'voz de la conciencia' en este emotivo grupo. No hay duda que la joya de la corona en esta película la representan las escenas de los enfrentamientos entre esto dos grandes de Hollywood.

Pero la excelencia no acaba allí. Los demás actores también sacan el mejor de los provechos a sus roles y logran de esta manera crear la dinámica necesaria para que esta sencilla historia atrape el interés del espectador:

Jurado #1 (Vance) es el encargado de coordinar todo. Es un coach de un equipo de football Americano y siente que su deber es ser el 'coach' de este grupo de hombres, algo que los otros no ven de la misma manera.

Jurado #2 (Davis) es un cordial anciano que se apoya en su instinto para ver lo bueno y lo malo de las cosas. Aún cuando no está siempre de acuerdo con los demás jurados puede reconocer cuando tienen razón.

Jurado #4 (Mueller-Stahl) un arquitecto que se precia a si mismo por su capacidad de dar un orden lógico y estructurado a las cosas, no puede comprender que está errado sino hasta que el jurado #8 demuestra que las evidencias bajo las cuales asumió su decisión 'lógica' no eran del todo válidas.

Jurado #5 (Harewood) es un hombre a quien le preocupa más lo que sus colegas jurados puedan pensar de él y su vida que sobre el juicio como tal. Es el típico dudoso que puede cambiar fácilmente de opinión si se le presiona lo suficiente.

Jurado #6 (Gandolfini - de los Sopranos) es un gigantón simple, incapaz de realizar análsis profundos y complicados, pero con un fuerte sentido del honor - mismo que demuestra ante su disgusto en la manera en que otros tratan al anciano Jurado #9.

Jurado #7 (Danza - de ¿Quién manda a quién?) es quizás el que menos trae al plato. Este personaje está más interesado en que se termine el juicio para poder ir a un juego que en que se haga justicia.

Jurado #9 (Cronyn) es un viejo y débil hombre que posiblemente hace tanto como el jurado #8 para cambiar la opinión del grupo, sin llegar a ser una presencia temible debido a su avanzada edad y fragilidad física.

Jurado #10 (Williamson) es posiblemente el segundo 'villano' de la pieza. Sus motivaciones son claramente racistas - e inteligentemente se ha creado a este personaje como un hombre agresivo y poco digno, y que a medida que avanza la historia se va cerrando en si mismo ante el rechazo de los demás.

Jurado #11 (Olmos) en un casting un poco curioso, este actor de raza Latina hace el papel de un inmigrante de Europa Oriental. Por su condición de extranjero ha sentido el rechazo injusto de la sociedad y por esta razón se siente identificado con el acusado.

Jurado #12 (Petersen - de C.S.I.) el típico hombre de personalidad débil, a pesar de ser un vendedor, que se pone del lado de quien parezca estar ganando, sin importar lo que él personalmente crea sobre el caso.

Además de las excelentes actuaciones de este reparto, otro efecto utilizado con gran acierto es el de utilizar a la habitación de deliberación prácticamente como el único escenario en toda la película. Este cuarto está cerrado y cuenta solo con unas pocas ventanas, lo que ocasiona un efecto de claustrofobia tanto en los personajes como en el espectador. Igualmente, se comenta que el día del juicio es uno de los días más calurosos del año. Esto también hace que la situación entre los hombres se vuelva más tensa.

Al final, deja de ser importante cuál es el veredicto al que llega este grupo de hombres. Lo verdaderamente interesante era verlos llegar a una decisión. Por esta razón, 12 angry men es un film que debe ser apreciado más por sus actuaciones que como un todo. Es un film que de no contar con estas actuaciones no valdría la pena para nada, pero que al tenerlas hacen que se convierta en visión obligatoria para los amantes del cine.

No es un film fácil de encontrar en un Blockbuster, pero si se te cruza por ahí, no pierdas la oportunidad de verlo...

12 angry men es uno de mis films favoritos de 1997


comentarios:
Me gusta la crítica...pero que paso con el jurado#3? Falto en la descripcion. Este personaje es una pieza clave en el film.

 
Ah y olvide mencionarlo...el jurado#8 no dejen por fuera los pilares importantes del film...gracias :)

 
Publicar un comentario

Regresa a la página anterior...