<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7050621\x26blogName\x3dLuz!+C%C3%A1mara!...SPLAT!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://rorrofilms.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://rorrofilms.blogspot.com/\x26vt\x3d-1369563629618031958', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Runaway jury - 2003

Rating: 7/10

Título en español: Jurado en fuga
Escrita por Brian Koppelman
Basada en este libro de John Grisham
Dirigida por Gary Felder
Protagonizada por John Cusack, Gene Hackman, Rachel Weisz, Dustin Hoffman, Bruce Davison, Bruce McGill, Jeremy Piven, Cliff Curtis, Jennifer Beals y Nora Dunn
Duración: 127 minutos
Visita la página oficial aquí

Basada en el libro de John Grisham, Runaway jury es un muy buen thriller judicial del mismo estilo que The Pelican Brief y The Firm. Sin embargo, a diferencia de esos films, es bastante más predecible y eso le quita un poco de sustancia a la película - ¿qué tanto puede uno estar en suspenso cuando ya *sabe* lo que va a pasar?

Una enorme compañía que produce armas de fuego es llevada a juicio por la viuda de un corredor de bolsa que fue asesinado por un ex-compañero utilizando un arma hecha por dicha empresa. Como es de esperar, es el juicio más grande de los últimos tiempos ya que hay importantes intereses en sus resultados. Las víctimas buscan retribución por su pérdida, pero si la compañía pierde esto sentará un precedente bajo el cual se puedan decidir muchos casos futuros. Ambas partes contratan a pesados abogados para atender el caso (Hoffman y Davison), y además obtienen los servicios de firmas de selección de jurados que les ayuden a decidir quién estará entre los doce que den el veredicto final. Aparece entonces Rankin Fitch (Hackman), un experto en la manipulación para seleccionar jurados. Utiliza la más avanzada tecnología y un gran equipo de personas para detectar cualquier secreto que se pueda descubrir de los candidatos y, de ser necesario, presionarlos con el para obtener un veredicto favorecedor.

Uno de los candidatos a ser jurado es Nick Easter (Cusack), dueño de una tienda de equipos electrónicos, que parece tener sus propias razones para ser parte del jurado. Una vez que comienza el proceso de selección, ambos bandos hacen sus mejores intentos para que se incluyan a los candidatos que piensan serán más convenientes para ganar el juicio, o excluir a aquellos que puedan votar en contra de sus clientes. Sin embargo, no se dan cuenta de que Nick está haciendo un poco de manipulación por su cuenta, con la ayuda de su novia Marlee (Weisz)

Nick consigue ser escogido como el jurado #9 y, una vez adentro, el y Marlee comienzan a amenazar a ambas partes - ellos se asegurarán de 'empujar' el veredicto a favor de quien les pague más dinero. De allí en adelante, la película nos va revelando el plan de Nick y Marlee y la reacción de los abogados para tratar de detenerlos.

Si hay algo que destaque en esta película es la actuación. Los cuatro papeles principales son interpretados por dos leyendas de Hollywood que suman cuatro Oscars entre ellos y dos de los mejores actores de esta nueva generación. Cusack es, discutiblemente, el protagonista, ya que es quien más tiempo en pantalla tiene. Su personaje es el que lleva la historia - el es el que está adentro, moviendo y empujando las cosas para controlar el resultado. Hace un muy buen trabajo. Weisz es probablemente la que menos tiempo recibe entre los cuatro, pero actua muy bien su personaje. Hoffman también realiza un excelente trabajo como Wendell Rohr, el abogado acusador, que quiere ganar este juicio para poder así cambiar las leyes de uso de armas. Pero la película le pertenece total y completamente a Hackman. El es el villano del film, y como tal es el que tiene los mejores diálogos y las mejores escenas. Es un desalmado y calculador hombre que sabe que para tener el control debe conocer los secretos más oscuros y profundos de la gente y usarlos en su contra. No le importan nada sus víctimas o la gente envuelta en el juicio, solo quiere ganar y ganar siempre, lo que demuestra con su frase "alguién siempre pierde en un juicio. Pero nunca yo".

Si eres fanático de Grisham (tanto de sus libros como de las películas basadas en ellos) no debes perderte este film. Si te gustan las películas de dramas judiciales, seguramente disfrutarás viéndolo. Solo que no entres esperando ver un film excepcional, porque puedes salir decepcionado.

Como comentario final, ¿alguién más se ha fijado que este es el tercer film basado en un libro de Grisham en el que participa Hackman? Estuvo en The Firm, The Chamber y ahora en este. Curioso.


comentarios:
Hola! Acabo de toparme con tu blog (y por lo tanto, con tus reseñas)... y aunque tu rating para Runaway Jury me parece justo, no estoy de acuerdo con un comentario que haces al principio, donde dices que el film es bastante predecible... a mí me parece que no es TAN predecible, ya que durante el transcurrir de la película no se define con exactitud el motivo de los personajes de Cusack y Weisz; por momentos crees que son oportunistas, por momentos crees que están a favor de la defensa, por momentos crees que están a favor del demandante, al final descubres que simplemente querían ser parte de la justicia ante un caso que los tocaba emocionalmente... de hecho, me pareció super ingeniosa la manera de tratar un tema aún tan delicado (los tiroteos en las escuelas) sin parecer moralista o cursi.

 
Puede ser, pero lo que escribí es que era más predecible que otros films basados en libros de Grisham, y si bien tienes razón en decir que no estuvo claro sino hasta el final cuál era el motivo, para mi nunca hubo dudo sobre el desenlace...

Gracias por visitar y por comentar!!

 
Publicar un comentario

Regresa a la página anterior...