<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7050621\x26blogName\x3dLuz!+C%C3%A1mara!...SPLAT!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://rorrofilms.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://rorrofilms.blogspot.com/\x26vt\x3d-1369563629618031958', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Mommie dearest - 1981


Título en español: ??????
Escrita por Robert Getchell
Dirigida por Frank Perry
Protagonizada por Faye Dunaway, Diana Scarwid, Steve Forrest, Howard Da Silva, Mara Hobel y Rutanya Alda
Duración: 129 minutos

Joan Crawford fue una de las más fulgurantes estrellas de Hollywood durante los años 40 y 50. Por muchos años formó parte del grupo de actores bajo contrato con el estudio Metro-Goldwyn-Mayer, para quien protagonizó varias importantes películas. Luego trabajó con Paramount en varios films, incluyendo Mildred Pierce, por el que obtuvo un Oscar como Mejor Actriz en 1945.

Crawford llevaba lo que a los ojos del público era una glamorosa vida Hollywoodense rodeada de fama y riquezas. Vivía en una enorme mansión, en donde pasaba muchas horas autografiando fotografías para enviarlas a sus fans. Al igual que muchos actores se casó y se divorció varias veces, pero nunca pudo tener hijos - de hecho tuvo siete pérdidas - por lo que finalmente decidió adoptar a una pequeña niña a quien llamó Christina, y un par de años más tarde adoptaría a un niño, a quien daría el nombre de Christopher.

Su vida con los niños parecía también ser completamente ideal, llena de lujos y de amor. La prensa de farándula se volvía loca con la oportunidad de entrevistar a la actriz y a sus pequeños hijos. Su último matrimonio lo contrajo con uno de los directivos de Pepsi-Cola, cuando ya su propia fortuna se había casi desaparecido. Crawford falleció en 1977 a causa de cáncer pancreático.

Una vez fallecida la actriz, su hija Christina publicó un libro sobre lo que se vivía tras puertas cerradas en su casa, y sobre el cual se basa Mommie dearest

Crawford fue una mujer de una personalidad obsesiva, maniática y agresiva. Tenía una obsesión con la limpieza que rayaba en locura, y que la hacía obligar a sus sirvientes y a sus propios hijos a mantener toda la casa inmaculada - cuentan que cuando habían invitados en su casa, iba con un pequeño trapo limpiando cada cosa que estos hubieran tocado, y que solamente fumaba cigarrillos de una caja que ella misma hubiera abierto, y que si alguién más la tocaba, no fumaba ni uno solo más de ella. Además de esto, presionaba constantemente a sus hijos, y en particular a Christina, con la supuesta finalidad de hacerlos mejores personas, pero en realidad lo que lograba era torturarlos, agredirlos y acomplejarlos con los constantes abusos y restricciones de los que eran objeto.

Y así como la actriz era una obsesiva y controladora, su hija era más bien sumisa y soportaba prácticamente todo lo que esta le hacía. A pesar de mostrar ciertas rebeliones de vez en cuando, en el fondo no tenía el carácter ni la personalidad para romper el yugo que sobre ella tenía su madre.

Esta historia tan particular, sobre la relación madre e hija, y sobre la verdadera personalidad de una celebridad del cine, es traída a la vida de una extraordinaria manera por parte de Faye Dunaway, quien interpreta a Crawford, y por las dos actrices que interpretan a su hija, Mara Hobel de niña y Diana Scarwid de adulta. La actuación de Dunaway es sencillamente impactante, no solo gracias al maquillaje que le daba la bizarra apariencia de Crawford (¡las cejas!), sino por el toque de locura que le da al personaje. El film vale la pena solo por la actuación de Dunaway, quien, curiosamente, ha dicho que quisiera no haber hecho esta película por considerarla una de sus peores actuaciones.

El film tiene múltiples errores históricos y omisiones de eventos, pero esto no le quita valor, ya que sigue siendo interesante la historia de esta famosa actriz y la relación con su hija - entendiendo siempre que esta es la versión de la hija, quien escribió el libro a manera de venganza. No es un gran film, pero ver a la actriz volverse loca y agredir a su hija tiene el mismo tipo de atractivo que ver un choque en una carretera - uno no quiere ver si hay muertos, pero no puede evitar voltearse y quedarse viendo lo más que pueda...


comentarios: Publicar un comentario

Regresa a la página anterior...