<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7050621\x26blogName\x3dLuz!+C%C3%A1mara!...SPLAT!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://rorrofilms.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://rorrofilms.blogspot.com/\x26vt\x3d-1369563629618031958', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Cannes 2007: Sarah, Harvey, Bai...y yo

(agárrense, porque este post es bien largo)

Hola, les escribo desde Cannes donde estoy encabezando el jurado encargado de otorgar la palma de oro

La experiencia de vivir el Marchée du Film es simplemente sensacional, y espero que no sea debut y despedida y que pueda regresar en próximos años. El ambiente aquí es una locura, gente por todos lados, paparazzi (y no es conmigo, ojo), artistas, policías, vendedores...un vacilón

El viaje ha sido muy bueno desde el principio. Fuimos hasta Paris en un 747-400 y nos tocaron asientos en el segundo piso del avión, mucho más cómodo, con enchufe para el laptop y con suficientes puestos libres como para que uno pudiese estirarse un poco para dormir mejor. El vuelo desde el Charles de Gaulle hasta Nice tambien estuvo bien, y allí tuve mi primer encuentro del tercer tipo. En el avión venía Sarah Polley. Seguramente el 99.9% de ustedes dirá "¿¡¿Sarah quién?!?". Sarah Polley no es rematadamente famosa, pero es una excelente actriz y ahora directora. Si la conocen, lo más probable es que sea por Las aventuras del Barón Munchausen, donde hacía de la niñita (a menos que sean Vemeko, que seguramente nos dirá que es la de The sweet hereafter y The secret life of words)...en cualquier caso, para mi fue una emoción. Al salir de aduana había una multitud de periodistas y cámaras esperándola. No le quise pedir un autógrafo mientras esperábamos por la maleta, porque no quise pasar por fan idiota...y porque la verdad, no sé qué carrizos haría con un autógrafo de Sarah Polley. En fin...En cualquier caso, fue interesante, no solo porque la conocía como actriz, sino porque este año ella es parte del jurado

El apartamento al que llegamos está super cómodo (decorado en un horrible estilo rococó barato Europeo, pero qué carrizos), y lo mejor es que está muy, muy cerca de La Croisette, la avenida donde queda todo, particularmente el Palais, que es el centro donde se lleva a cabo la mayor parte del festival

Luego de registrarnos, me dieron mi carnet y un bolso lleno de catálogos y revistas y libros. En particular, el que más gusto me dió recibir es la guía del festival, PORQUE APAREZCO EN ELLA. Así mismo, como aparecen todos los participantes (compradores, vendedores, et cetera), aparece mi foto y mi nombre, y sí, ya sé que soy uno de 800.000.000 de personas que aparecen (tiene como 50.000 páginas la guía esa), pero igual es super emocionante. Ese librito (librote) lo guardaré por siempre (aunque, para ser sincero, la foto no me favorece)

Ese primer día no hicimos mucho (no había empezado el festival como tal), pero al menos fuimos a una fiesta de esas tipo "Hollywood movers & shakers", donde se bate el cobre...y se comen pasapalos chimbos. Allí conocimos a otros compradores y sobretodo a vendedores. Quisiera poder contarles cosas super interesantes de lo que allí ocurrió, pero la verdad, no fue nada especial -- particularmente porque yo no conocía a nadie, así que no les puedo decir si allí estaba alguién que mereciera mencionar. Al salir de la fiesta pasamos por una tienda que vende afiches Europeos de viejos clásicos del cine. En especial me encantó uno de "La belle et la bête" de Jean Cocteau, pero mide 2 y pico por 1,5 mts y cuesta 1.500 Euros. Lástima, porque estaba arrechísimo y hubiese quedado doblemente arrechísimo en mi apartamento...

El segundo día si tuvo más acción -- muchísimas reuniones de trabajo, agarrando cualquier cantidad de folleticos de películas, oyendo los cuentos de por qué deberíamos comprar tal o cual film, y cuadrando aún más reuniones para los próximos días. No todos los estudios o distribuidores o vendedores están en el Palais. Algunos tienen oficinas afuera (sobretodo los más grandes), así que también tuvimos que caminar bastante recorriendo la zona (algo que se repitió todos los días). Esa vez, en particular, tuve mi segundo encuentro del tercer tipo: Harvey Weinstein. Conocí a Harvey Weinstein. Y cuando digo que lo conocí me refiero a que me tropecé con él al salir del ascensor de sus oficinas. No es difícil tropezarse con Harvey, porque pesa como 130 kilos. Si no sabían quién era Sarah Polley, lo más seguro es que menos sepan quien es este tipo, pero les cuento que es uno de los dos directores de Weinstein Co (es como obvio, ¿no?), lo que salió de Miramax (que sigue con Disney), y que ha producido y distribuido varias de las mejorcitas películas de los últimos tiempos (y su cuota de porquerías también)

El tercer día (hoy) comenzó menos bien que los anteriores -- y más temprano también. A las 8:30 AM fui a ver un screening de My blueberry nights, una de las dos favoritas del festival. Lamentablemente, hubo una mala información y la película no era a esa hora, sino al mediodía. Por suerte me dió chance de meterme en otra sala (la sala de cine más grande que he visto en mi vida) para ver Zodiac, el nuevo film de David Fincher (Se7en, Fight club, Panic room). A mi me gustó un montón (9/10), pero puedo entender que no será así con todo el mundo (un pelo larga). El resto del día estuvo repleto de reuniones y más reuniones, y luego trabajo para resumir y organizar los acuerdos hechos. Lo más resaltante del día, además de Zodiac, es que al salir del Hotel Carlton nos cruzamos con Bai Ling (aquí sí que les dejo el link al IMdb, porque no creo que naiden, naiden sepa quién es ella). La tipa es full freak y estaba vestida con una minifalda que le llegaba al cuello, un escote que le llegaba a las rodillas y unos lentes de sol de esos tipo La Mosca

Todavía me queda una semana más por estos lados, y en lo que pueda subiré fotos (aunque no sé si será posible por lo caro que es conectarse aquí: 8 euros por una hora!!!)

Los dejo por ahora. Un abrazo desde Cannes...

Etiquetas:



comentarios:
Aunque pueda sonar básico... Te tengo una envidia del carajo...

 
Publicar un comentario

Regresa a la página anterior...