<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7050621\x26blogName\x3dLuz!+C%C3%A1mara!...SPLAT!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://rorrofilms.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://rorrofilms.blogspot.com/\x26vt\x3d-1369563629618031958', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Fahrenheit 9/11 - 2004


Tí­tulo en español: Fahrenheit 9/11
Escrita y Dirigida por Michael Moore
Duración: 122 minutos

El controvertido Michael Moore vuelve con el que es quizás su documental más atrevido, Fahrenheit 9/11. En el, Moore presenta su (muy sesgado) punto de vista sobre la Administración Bush (la de George W.), poniendo en evidencia una serie de eventos y sucesos que el gobierno no ha querido dejar salir a la luz pública, por miedo a que algunos de sus errores, o decisiones con fines diferentes a los anunciados, sean conocidas por el Norteamericano promedio.

Cuando digo que el punto de vista de Moore es muy sesgado, lo hago sin querer implicar que esto sea algo negativo, sino que cuando se presencia un documental con el tinte político que este tiene, y que toca un tema tan delicado como las "aventuras de guerra" del actual gobierno de Estados Unidos, hay que doblar la dosis de objetividad antes de entrar a la sala de cine.

Así como en nuestro país hay un bando que dice que los medios privados solo transmiten mentiras o medias verdades, y otro bando que dice que el gobierno no permite que exista una verdadera libertad de prensa y de expresión, en Estados Unidos también existe una suerte de pantalla mediática, con la diferencia de que esta, quizás, es creada por ambos bandos para obtener (o no perder) beneficios comunes -- el gobierno no quiere que se sepa todo sobre los desastres y metidas de pata que han cometido con su política exterior, mientras que los medios aprovechan la ola para hacer de las suyas y pelear su propia guerra: la de los ratings.

La intención de Moore es la de retirar esa pantalla y dejar que la audiencia vea "lo que realmente sucedió" con varios de los momentos más críticos del gobierno de "Doble V" como lo son la discutida manera en que ganó las elecciones frente a Al Gore, la invasión a Afghanistán y la de Irak.

A pesar de presentar una serie de hechos que el gobierno ha ocultado, y que plantea algunas teorías de por qué se tomaron algunas de las medidas, no logra dejar de lado su publicitado odio por el presidente. El film parece querer desacreditar a Bush de cualquier forma posible -- algo que no es difícil, ya que el propio George ayuda a la causa de Moore, dando opiniones y discursos en los que no hace sino quedar como un verdadero incapaz. Seguramente la edición que Moore le dió a las grabaciones de las que tomó las participaciones de Bush ayuda a pintarlo como idiota, pero hay que admitir que para ser el comandante en jefe de la primera potencia del planeta, Bush deja mucho que desear.

Sin entrar en mucho detalle sobre las teorías (o descubrimientos, si así se les puede llamar) que hace Moore, si quisera comentar que en algunos momentos la película se torna desagradable, al presentar tomas muy, muy duras sobre los ataques Norteamericanos en Afghanistán e Irak. Verdaderamente, las tomas de cadáveres mutilados o incinerados, niños y mujeres heridos o llorando, son tremendamente impactantes, al igual que lo son, sin ser nada sangrientas, las entrevistas y opiniones dadas por varios soldados, quienes no parecen entender el "big picture" y comentan cosas como que el pueblo Iraquí "no se deja ayudar" por ellos.

Aunada a la desacreditación de Bush, Moore también ataca a un grupo de su equipo de gobierno, incluyendo al Vice Presidente Dick Cheney y su conocida relación con Haliburton, la empresa que se ganó los contratos más jugosos para la "reconstrucción" de Irak, a Colin Powell, y a Condolezza Rice, la Asesora de Seguridad.

Al igual que con Bowling for Columbine, Fahrenheit 9/11 es un documental digno de ser visto, tan solo para conocer un punto de vista diferente a la versión "recortada" que el gobierno y la prensa Norteamericana han dejado ver hasta ahora, pero que también tiene un gran defecto en la falta de capacidad (o falta de intención, quién sabe) de su autor de desligarse de su propia subjetividad.

A diferencia de ese film, sin embargo, este documental es mucho más sombrío -- a pesar de contar también con sus momentos de humor, mismos que Moore utiliza para burlarse cínicamente del gobierno y del presidente. Posiblemente esto se deba a que en esta oportunidad no se trate de una crítica social, sino de una cruzada personal. También puede ser que se deba a que el tema es mucho más global que el tocado en el documental anterior.

En resumidas cuentas, y tomando ahora el punto de vista de un fanático del cine, es mi opinión que Fahrenheit 9/11, más allá de su valor como documento, no es una buena película. Por el mismo tema tratado, el film cansa mucho, ya que es algo que se ve todos los días en los noticieros y en internet. El enfoque que le da Moore es más de narrador y menos de protagonista, aspecto este que era uno de los atractivos de sus documentales anteriores (como Roger & me, por ejemplo, y el mismo ...Columbine).

Fahrenheit 9/11 no deja de ser "visión obligatoria" para los cinéfilos, los interesados en la política internacional, y los fanáticos de Moore.

Como dato curioso, este film se convirtió en el primer documental en superar la barrera de los $100 millones en recaudación en las taquillas de Estados Unidos y Canadá (a la fecha tiene cerca de $119MM), y los $200 millones a nivel mundial.


comentarios:
Me parecio genial, pero es por el hecho de que concuerdo en muchas cosas con la opinion de Moore, pero creo que lo hizo demasiado personal, debio darle un toque más objetivo y no simplemente hacerlo una cruzada entre él y Bush.

 
Publicar un comentario

Regresa a la página anterior...