<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7050621\x26blogName\x3dLuz!+C%C3%A1mara!...SPLAT!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://rorrofilms.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://rorrofilms.blogspot.com/\x26vt\x3d-1369563629618031958', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Ocean's twelve - 2004


Título en español: La nueva gran estafa
Escrita por George Nolfi
Dirigida por Steven Soderbergh
Protagonizada por George Clooney, Brad Pitt, Julia Roberts, Catherine Zeta-Jones, Matt Damon, Andy Garcia, Don Cheadle, Bernie Mac, Scott Caan, Casey Affleck, Shaobo Qin, Carl Reiner, Elliott Gould, Vincent Cassel y Albert Finney
Duración: 120 minutos

"Las segundas partes nunca son buenas"

Ese es un dicho que suena mucho en Hollywood. No siempre es cierto, pero en la gran mayoría de los casos, las segundas partes (y las terceras, y las cuartas...) no llegan a tener la magia o el éxito que la primera. Hay sus excepciones (¿Terminator 2?), pero son pocas.

Ocean's twelve no entra dentro del grupo excepcional de segundas partes que son, al menos, iguales a sus predecesoras. Pero no me entiendan mal, no es una mala película. Lo que sucede es que tampoco es una buena película.

Verán, cuando uno viene de hacer un film con una lista de protagonistas más larga que mi...bueno, muy larga*, que recaudó $400 millones a nivel mundial, y que volivó a colocar al género de films de estafa en el tapete, uno espera que si el mismo equipo de gente se vuelve a reunir, el resultado debe ser igual de bueno ¿o no? Lamentablemente, en el caso de esta película, el intento se queda corto y no le llega a los pies a Ocean's eleven.

Esto se debe, en mi opinión, a dos cosas: los films de estafas dependen mucho de lo ingeniosas que sean las trampas y triquiñuelas que utilicen los escritores para darle vida a los robos que cometen los protagonistas, algo que en el caso de Ocean's twelve no sucede realmente -- aquí todo es 'demasiado conveniente', todo se ajusta a lo que la banda necesitaba, todo sale demasiado fácil. Por otro lado, el estilo del film es diferente a su antecesora. Mientras la primera destacaba por la precisión y la limpieza de la ejecución (me refiero al trabajo de cámara de Steven Soderbergh), en esta ocasión el director optó por darle un 'look' menos púlido y más 'rústico' (a falta de una mejor palabra).

Otra cosa que no me gustó de la película, pero que es prácticamente inevitable cuando se cuenta con un elenco tan voluminoso, es que se da muy poco tiempo para que cada personaje tenga su momento en el film. En este caso se puede disculpar un poco esta situación, dado que es una segunda parte y la audiencia ya debería conocer a los miembros de la banda, pero de todas maneras, me parece un crimen tener a gente como Don Cheadle y Bernie Mac presentes solo para decir tres o cuatro parlamentos.

La trama es más complicada que en la primera película, pero presenta una continuación lógica a los eventos ocurridos en ella. En esta oportunidad, Danny Ocean (Clooney) y el resto de la banda deben realizar un imposible robo para obtener el dinero necesario para pagarle a Terry Benedict (García), el dueño de los casinos que robaron tres años atrás, y quien los ha encontrado gracias a las pistas que otro ladrón le ha dado. Las cosas se complican aún más cuando la banda es perseguida por una ultra-eficiente detective de Europol de nombre Isabel Lahiri (Zeta-Jones) quien, además, tiene un pasado con Rusty (Pitt).

Como es de esperarse, no todo lo que el espectador ve en la pantalla es lo que está ocurriendo -- ese es el 'truco' de los films de estafa: no dejan ver el plan completo, para develar al final la manera sorprendente en que cometieron el crimen.

Si hay algo que tiene bueno esta película, es la actuación de todos y cada uno de los más de quince protagonistas. Se nota a leguas que para los actores, más que un nuevo trabajo, se trató de una 'vacación pagada' en la que aprovecharon para filmar un film 'entre amigos'. Cada uno hace un montón con el poco tiempo que tiene en pantalla, incluso los breves cameos de Robbie Coltrane, Eddie Izzard, Albert Finney, además de Bruce Willis y Topher Grace haciendo de ellos mismos. Entre los miembros de la banda, se destaca Damon, quien tiene mayor participación que en la primera película y que hace de su personaje el más bobo y el más gracioso de todos.

Los dos nuevos actores, Zeta-Jones y Vincent Cassel (unánimemente odiado por todos los hombres del planeta por ser el esposo de Mónica Bellucci), son los que realizan el mejor trabajo, cosa que se debe en parte a que tienen dos de los roles más jugosos e interesantes: la detective que hará lo necesario para aprehender a los ladrones (y especialmente a Rusty), y el ladrón rival, que solo quiere demostrar que es mejor que Danny Ocean.

A pesar de no ser tan inteligente como Ocean's eleven, el film cuenta con momentos muy ingeniosos y divertidos, particularmente el 'oportunismo' con el que utilizaron el embarazo de Julia Roberts.

Al final del día, Ocean's eleven era un film para entretenerse y dejarse llevar, mientras que Ocean's twelve sufre de ser un poco más de lo mismo, pero a la vez es un segundo bocado que no tiene el mismo sabor que el primero.

Nota: si quieres leer la crítica de Ocean's eleven, haz click aquí

* Lo dijo Linus en la primera...yo solo me lo copié...



comentarios:
Demasiado benevolente Rorro =)
Muy buena critica, es cierto no habia notado lo q dijistes sobre el tiempo q debe tomarse cada personaje para darse a conocer o al menos hacer q el publico sienta algo x el personaje. Creo q la q mas se da a conocer es el de Zeta-Jones (o seria mi impresion) el resto son solo actuaciones fugaces. Monica esta casada? lo q me faltaba jajaja.
Caribe!

 
Caribe, benevolente soy porque se trata de una película de esas cuya única pretención es distraer, y yo me distraje mientras la vi. Ahora, si se tratara de un film con ínfulas de grandeza, con ganas de Oscar y otras pretenciones afines...puessss...

A veces el cine es para pasar el rato y ya. Además, tengo la impresión que me va a gustar más si la vuelvo a ver. Es ese tipo de película.

(aunque me imagino que tu no tienes la más mínima intención de acercarte nuevamente a esta película ;-)

 
En efecto =) Seria en lo ultimo q volveria a gastar 2 horas de mi vida jejeee. Pero bueh... para mi hay peores, como dices para pasar el rato, al menos no me dormi, sabes q paso tambien... no entendi ni papa, no se como cipotes el huevo se lo robaron como se lo robaron, en fin... confusion total, y la parte de Julia Roberts me parecio de pesimo gusto para conmigo!
Caribe!

 
Publicar un comentario

Regresa a la página anterior...